analíticas, anemia, atletismo, calidad de vida, consejos, deportes de resistencia, duatlón, maratón, salud, tips, triatlón -

LA ANEMIA EN DEPORTISTAS 🏃🏼‍♀️🏋🏼🏊🏼🚴🏽‍♀️⛹🏼‍♀️🥋

Antes de iniciar cualquier programa de entrenamiento, se debería realizar una analítica completa para saber de dónde partimos y poder corregir cualquier resultado alterado que saliera, para garantizarnos que "todo va a salir bien". Además, cada no mucho tiempo (aquí hay que individualizar cada caso en función del deporte realizado, si se compite o no, sexo, edad, alteraciones previas en analíticas anteriores, enfermedades, consumo de medicamentos, etc, etc). Así que, para hoy, os hemos traído quizá el "resultado/diagnóstico" más controvertido como es la anemia... en deportistas.

A estas alturas, ya sabemos todos que la actividad deportiva es siempre beneficiosa para el organismo, ¿verdad?. Sin embargo, cuando ésta se incrementa de forma importante e intensa, pueden aparecer adaptaciones y cambios en nuestro organismo que se reflejan de una forma muy clara en un análisis de sangre y no tienen por qué suponer un problema. 

Sin embargo, si nuestro médico no está muy familiarizado con la medicina deportiva (cosa muy habitual...), se alarmará cuando analice los resultados de dichos análisis. Resultados que, por otra parte, son normales en personas que practican deporte con regularidad e intensidad.

Además, también hay que comentar que cada laboratorio tiene unos rangos de referencia, para cada parámetro, que en algunos casos, difieren mucho de unos laboratorios a otros, y donde en un laboratorio puede aparecer como alterado, en otro puede reflejarse como valor normal. Así que, hoy vamos a detallar los parámetros más interesantes en un análisis de sangre rutinario en todo deportista. 

Es normal que nos encontremos con déficits debidos al entrenamiento, especialmente los relacionados con el hierro y la fabricación de células rojas, los hematíes, que son las encargadas de transportar el oxígeno en la sangre. La carencia de hierro es MUY frecuente en los deportistas. Como podéis empezar a imaginaros, esto tiene que ver con  la "famosa" anemia.

La anemia es una patología derivada de un déficit en la producción de hematíes o células rojas en la sangre. Puede haber diferentes causas, siendo las más frecuentes las debidas a la pérdida de sangre (mujeres) o también puede ser causado por hemorragias ocultas, como sucede en las pérdidas digestivas a causa de úlceras pépticas o pólipos en el colon. 

En el mundo del deporte, la anemia se debe a un exceso de consumo de los recursos energéticos debido al entreno y la competición. ¿Resultado? Va a provocar, de forma automática, que se fabriquen menos glóbulos rojos, y que los que se fabriquen sean más pequeñitos. Además, se produce una sintomatología asociada, como puede ser la sensación de cansancio y fatiga, un aumento de la FC y un descenso de la TA, junto a la palidez de piel y mucosas. Además, en el caso del deportista, se va a producir una bajada en el rendimiento físico, con una pérdida de resistencia y de velocidad.

Para que sepáis un poquito más, con un hemograma básico, se evalúan las células que circulan por el torrente sanguíneo. Las células rojas o hematíes, son las que dan el color rojo a la sangre y son las encargadas de transportar el oxígeno, gracias a la hemoglobina almacenada en su interior. Cuando su número desciende de forma importante, se produce la anemia. 

Los valores de hemoglobina de miden en gramos (g) por decilitro (dL) de sangre entera. Decilitro = 100 mililitros. Valores normales son:

  • En recién nacidos: de 17 a 22 g/dl.
  • Niños: de 11 a 13 g/dl.
  • Adultos hombres: de 14 a 18
  • Adultos mujeres: de 12 a 16
  • Los hombres en 3ª edad: de 12,4 a 14,9
  • Las mujeres en 3ª edad: de 11,7 a 13,8

Como muchos ya sabréis, la anemia es muy frecuente, sobre todo en las mujeres, ¿Verdad chicas? Y la causa más frecuente es por déficit de hierro, debido a una dieta NO equilibrada con una ingesta insuficiente, o a las pérdidas mensuales.

Cross CacabelosEs frecuente también, en situaciones de especial desgaste, como en los deportistas de fondo o ultrafondo, al margen de que sean hombres o mujeres. También es cierto que NO en todo deportista que sufra anemia, ésta se va a manifestar clínicamente, puesto que el organismo adopta medidas compensatorias que evitan que la persona lo note, como es el caso de “fabricar” más células transportadoras de oxígeno, sólo que éstas son más inmaduras y, por tanto, más pequeñas. Cuando esto ocurre, la anemia tiende a llevar tiempo de evolución. Si suplementamos con hierro y alimentos ricos en él, conseguimos evitar la anemia.

Hay un fenómeno a tener en cuenta en deportistas, conocido como “falsa anemia” que no es tan conocido todavía a día de hoy.

Traducido, significa que, en dichos deportistas, se incrementa el volumen de plasma (que es medio en el que flotan las células en la sangre). Esto hace parecer que haya menor porcentaje de células rojas y que se considere anemia, cuando es un hecho fisiológico. Cuando estamos unos días entrenar, esta “falsa anemia” desaparece.

Pero también hay otras maneras de valorar de forma indirecta la posibilidad de desarrollar una anemia a corto, o medio, plazo. 

Se consigue mediante la valoración de los depósitos de hierro en el organismo, midiendo los niveles de dichos depósitos:

La FERRITINA nos da una idea de los depósitos de hierro de los que disponemos. Cuando ésta se encuentra baja pero aún no ha disminuido el número de células rojas, no hay anemia, pero este hallazgo nos indica que estamos predispuestos a sufrirla en un corto período de tiempo. Sería recomendable suplementar con hierro oral. Este es el motivo por el que no sólo hay que mirar los niveles de Hierro en una analítica. 

Volviendo al tema del hierro, éste es fundamental para formar compuestos transportadores de oxígeno como es la hemoglobina en la sangre y la mioglobina en el músculo. La cantidad de hierro que se absorbe, va a depender de la cantidad de hierro almacenado. Raramente se absorbe más del 20% del hierro contenido en los alimentos que se consumen. Así que, con esto también hay que recordar que ATENCIÓN a la obsesión por los carbohidratos que pueden tener los deportistas (tanto de fuerza, como de fondo), descuidando otros alimentos igual de importantes, disminuyendo el aporte de hierro.

Como siempre os decimos, lo más importante es la prevención. Si nos dedicamos a la práctica deportiva de forma intensa y mantenida, es necesario suplementarnos con productos que lleven hierro y proteínas especiales, así como glutamina, aminoácidos ramificados, etc. A parte, por supuesto, de que hay que llevar una alimentación sana y equilibrada, sin esto, lo demás NO sirve de nada.

Si a pesar de todo ello, el hemograma refleja la presencia de anemia, deberemos tratarla con hierro como nos recomiende el médico (preferiblemente DEPORTIVO). Lo normal, sería repetir la analítica a los 3 meses y reevaluar la situación. Si hemos seguido el tratamiento prescrito, la situación habrá cambiado y nuestros niveles de hemoglobina en sangre, así como los depósitos de hierro, habrán recuperado los niveles normales.

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Etiquetas

,